Sesión de pareja en el Gótico de Barcelona

Annalise y Damian me contactaron porque iban a viajar a Barcelona para su aniversario y querían hacerse una sesión de fotos profesional en Barcelona. Desde su boda no habían tenido la oportunidad de volver a hacerse una sesión de fotos profesional y que importante es eso!!

Creo realmente que regalarse una sesión de fotos de vez en cuando es algo que no olvidaremos. Sí, es un regalo, un capricho… es una manera de conservar ese recuerdo de cómo éramos. Es formar parte de algo más grande, crear algo artístico en el que somos los protagonistas. Y no dejarlo solo para fechas o eventos importantes sino hacerlo para rememorar el aquí y ahora. Y que importante cuando viajamos!

Con ellos nos encontramos un día caluroso de Agosto. Quise conocerlos primero y que ellos me conocieran a mí. Como estaban de visita quedamos el mismo día, les invité a una café y poco después ya estábamos hablando como viejos amigos. Para mí era importante que conectáramos, que se sintieran cómodos conmigo.

Primero fueron las sonrisas, las miradas, las poses… y pronto se desataron y se pusieron a bailar en las calles del Gótico de Barcelona. Entonces supe que se sentían cómodos y que estaban siendo tal y como son.

Es gracioso, unas semanas más tarde, Annalise puso en su instagram una foto que les tomé. En ella estaban riéndose y haciendo caras, y un amigo les comentó algo como “esta foto os representa demasiado”. Ese comentario me hizo feliz porque me di cuenta de que había conseguido capturar su esencia. Y para mí era lo más importante.

Bonitos recuerdos con esta pareja…